Las raíces de la cartografía europea en la antigüedad griega y romana

La cartografía no se origina como una ciencia o un arte. Mas bien se desarrolló paulatinamente desde unos oscuros inicios. En una variante rudimentaria, eso sí, podemos afirmar, que la cartografía precede incluso a la escritura. Las manifestaciones mas antiguas, provenientes de la civilización babilónica, están tan fragmentadas que solo nos proveen de una imagen poco clara.


De los mapamundis asirios no tenemos noticias ya que su ciudad Nínive fue convertida en ruinas en el 612 a.C. . Por ello, debemos buscar los orígenes de la cartografía europea en raíces mas cercanas a nuestro tiempo, concretamente entre los siglos 6 a 4 a.C. en el Peloponeso y las islas vecinas o mas exactamente Rodas, en donde los instruidos griegos mantenían contacto tanto con el viejo oriente como con el occidente.


La redondez de la Tierra fue anunciada por Pitágoras de Samos y sus discípulos en el 6 a.C. y extendida a las escuelas de Sócrates, Aristóteles y Platón.


Según las crónicas, fue Anaximandro de Mileto quien presentó el primer mapamundi en el mismo siglo y su compatriota Hekateo ilustraba ya sus propios viajes con mapas. Ambos pensaban en la tierra como un círculo rodeado por agua. Sin embargo, más tarde, Herodoto ( siglo 5 a.C. ) y Aristóteles ( siglo 4 a.C.), no tendrán un gran concepto de los mapas confeccionados por sus predecesores .

El primer documento de una cartografía “científica” nos llega en el 320 a.C. de la mano de Dicarchos de Messina, un discípulo de Aristóteles, quien concibió como eje de su mapa, una línea trazada desde Gibraltar hacia Persia pasando por Rodas. También hay indicios de que Eratóstenes , en el siglo 3º a.C., realizó un mapa de la Tierra, que no ha llegado hasta nosotros. Según el historiador, geógrafo y filosofo griego Strabo ( 63 A.C.- 24 D.C.), Eratóstenes, describió su idea de la ecumene con precisión suficiente como para poder reproducirlo. La “Geografía” de Strabo ( siglo 1º a.C.), es la llave a la cartografía griega antigua, todos los demás testimonios escritos o gráficos de sus contemporáneos se han perdido o se destruyeron.

Los romanos, pese a su capacidad técnica, no llegaron a emular a los griegos en su habilidad cartográfica. Si los griegos median el mundo con ayuda de las estrellas, los romanos lo hicieron utilizando piedras miliares. No ha llegado hasta nosotros ejemplo alguno que pueda reflejarnos las habilidades cartográficas de los romanos, salvo algunas copias medievales de itinerarios y unas pocas descripciones en escritos de Pomponio Mela y Plinio el Viejo ( ambos del siglo I a.C.). Lo que no cabe duda es de que estos, no se basan en criterios matemáticos como los helenos, conciben el mundo desde un prisma de “sentido común”, una Tierra plana y en forma de disco, en la que se ignoran realidades geométricas. Los itinerarios romanos son descripciones muy esquemáticas de su red de carreteras, con listas de las ciudades que se encontraban en ellas y las distancias que las separaban.


El mas conocido de los itinerarios romanos, llegado hasta nosotros a través de una copia del siglo XII, es la Tabla Peutingeriana de 6,82 metros de largo y 0,34 m de ancho .

Otro mapa desaparecido, que sirvió de modelo durante siglos a los cartógrafos romanos, es el Orbis Terrarum realizado por Agripa, ordenado por Augusto, al parecer, plasmaba el mundo bajo una concepción imperialista en la que las zonas pertenecientes al imperio romano ocupaban prácticamente la totalidad de las dimensiones del mismo. Esta concepción se repetirá en los mapas imperiales chinos siglos mas tarde.


Tras el imperio romano la cartografía cayó en el olvido. Los monjes y los transmisores de los conocimientos geográficos de la Edad Media , centraron su actividad en la copia fidedigna de los escritos y mapas heredados de anteriores generaciones. No fue hasta el siglo XV, al conocer el mundo los trabajos de Ptolomeo, cuando empezaron las realizaciones de la antigüedad a despertar un irresistible interés en el mundo ilustrado.

Vamos a ocuparnos con mas concreción de los trabajos mas importantes de la cartografía en la antigüedad.

Un mapa que abarcara el mundo conocido podía originarse en la Grecia del siglo 6 d.C. pero esto no hubiera sido posible en la débil y fragmentada Grecia de el siglo tercero antes de nuestra era.


El pensamiento griego había extendido su influencia y junto a Roma el bajo Egipto se convirtió en el centro de la cultura antigua. La ciudad portuaria de Alejandría , fundada por Alejandro Magno se convirtió en transito de bienes materiales y también del pensamiento, ya que la riqueza de la ciudad consistía no sólo en sus palacios, la séptima maravilla del mundo en la isla de Pharos, sino también sus escuelas de pensamiento, poetas ,sabios, así como la perdida Biblioteca que contenía entre muchas otras obras la herencia del pensamiento aristotélico.


Debemos agradecer a Eratóstenes de Cirene ( 276-195 a.C.) , que la fuertemente helenizada cultura egipcia, nos dejara una imagen de la Tierra. Discípulo griego estrechamente ligado a la Biblioteca, fue apodado por uno de sus envidiosos contemporáneos como “ Beta”, la segunda letra del alfabeto griego, porque según decía, Eratóstenes era en todo el segundo mejor del mundo. Pero su legado nos demuestra que era “Alfa” en casi todo. Fue astrónomo, historiador, geógrafo, filósofo, poeta, critico teatral y matemático. Los títulos de las obras que escribió van desde Astronomía hasta Sobre la libertad ante el dolor. Fue director de la Biblioteca, donde al parecer, un día leyó en un libro de papiro que en Siena ,cerca de la actual Abu Simbel, no lejos de la primera catarata del Nilo, en el mediodía del 21 de junio un palo vertical no proyectaba sombra. En el solsticio de verano, el día mas largo del año, a medida que se acercaba el mediodía las columnas del templo no proyectaban sombras y el Sol podía verse reflejado en el fondo de un pozo hondo.


Era una observación que podía haber pasado inadvertida para muchos pero no para él. Realizó entonces el mismo experimento en Alejandría, en el solsticio de verano y observó que allí, los palos verticales sí proyectaban sombras. Esto le hizo reflexionar sobre los motivos y concluyo en que la Tierra esta curvada. El Sol se encuentra tan lejos, que sus rayos inciden paralelamente en la superficie de la Tierra. Si esta fuera plana, el mismo día y a la misma hora, dos palos situados simultáneamente en Siena y Alejandría proyectarían sombras iguales. Observó que, la diferencia de las sombras proyectadas por los palos en ambas ciudades hacía necesario que la distancia entre Alejandría y Siena fuera de unos siete grados. Es decir que, imaginando los palos proyectados hasta el centro de la Tierra, habrían de formar allí un ángulo de unos siete grados. Esta medida es aproximadamente una cincuenteava parte de los grados de la circunferencia. Eratóstenes supo que la distancia entre ambas ciudades era de unos 800 kilometros, porque contrató a alguien que lo midió a pasos . Así pues, concluyó que, la circunferencia de la Tierra debía ser unas 50 veces 800 kilometros , es decir unos 40.000 km siendo el primero en medir el meridiano terrestre. Su resultado es bastante aceptable para haber sido calculado hace unos 2200 años.


Lamentablemente, en el 135-150 a.c. Posidonio de Rodas cree que la medida es errónea y la recalifica en unos 28400 km. , error que heredará Ptolomeo y persistirá hasta cientos de años después.


Eratóstenes diseñó un mapa que, no se basaba en simples suposiciones sino en observaciones científicas. Al mismo tiempo descubrió nuevos caminos para la representación cartográfica, en cuanto que supo unir la geografía con las matemáticas y la astronomía. Su mapamundi se representa ya con latitud, diferenciandose claramente los tres continentes conocidos entonces : Europa , Libia ( Africa) y Asia .Aun cuando la mayoría de sus fuentes la constituyen testimonios de viajantes, hay una buena parte del mapa que se basa en exactas mediciones cuyo punto de partida fue Alejandría .


Los testimonios llegados hasta nosotros sobre los escritos de Eratóstenes nos permiten hacernos una idea muy aproximada de su mapa. Su “ Geografía” es una introducción a la representación de la “Ecumene”, es decir, la parte habitada de la Tierra , ya que para él la palabra geografía significa la imagen de la Tierra. La ecumene según él es mas larga que el doble de su anchura ( 77800 estadios frente a 38000 estadios de anchura ) se divide en la parte norte y sur partiendo de la latitud de Rodas. Se desarrolla hacia el Este, partiendo de la península Ibérica sobre el macizo del Taurus en Asia hacia la India.


Para Eratóstenes la ecumene era una isla del inmenso mar que constituía la mayor parte de la Tierra y al cual llamo Mar Atlántico y Mar Erytreum. Consideraba que, solo la parte norte de la esfera terrestre estaba habitada ya que suponía que en la parte sur reinaban altísimas temperaturas , lo cual no es ilógico para alguien que conocía bien las tierras al sur de Alejandría. Aun cuando los contornos de los continentes responden a la realidad, el bien conocido Mar Mediterráneo aparece algo distorsionado. Comparado con los datos de Herodoto el mapa de Eratóstenes da muestras de vagos conocimientos sobre India y el norte de Asia. La inexactitud que demuestra el curso del alto y medio Nilo pone de manifiesto cuan difícil era para él incluso el conocimiento de lugares relativamente cercanos.


Pero no solo Strabo, quien usaría el mapa de Eratóstenes como modelo 200 años después, sino los siguientes 2000 años no dieron respuesta a estas cuestiones. Pese a estas y otras inexactitudes, el mapa de Eratóstenes, ofrecía una sólida imagen de la tierra, un pilar básico sobre el que se podía construir .

Una prueba definitiva de que los discípulos de la antigüedad griega estaban convencidos de la forma circular de la tierra es el globo construído por Crates de Mallos en el 150 a.C.. Crates era discípulo de la escuela del estoicismo, fundada por Zenon de Cition en la colonia fenicia de la isla de Chipre. Crates concibió la superficie de su globo dividida en cuatro continentes divididos por el mar a la altura del Ecuador y del meridiano principal. En su caso, la idea de la forma esférica de la Tierra no proviene de una demostración astronómica, sino del convencimiento de que como creación de los dioses debía ser perfecta, es decir, de forma redonda .

Un gran elenco de mapas y conocimientos geográficos que han llegado a nosotros desde la antigüedad están ligados íntimamente al nombre de Claudio Ptolomeo ( c.87-150 d.C.) . Los trabajos de este bibliotecario de Alejandría representan, junto con los de Marino de Tiro, la culminación de la geografía griega .


Ptolomeo vivió en un tiempo en que la caída del imperio romano era inminente , mientras tanto la cultura renacía de nuevo en Egipto. Sin ninguna duda era conocedor de la imagen de la Tierra compuesta por Eratóstenes, Strabo o Marino de Tiro y con seguridad había estudiado y comparado tratados sobre viejos y nuevos viajes.


Basándose en estos conocimientos concibió su Geografía entre los años 127-155 d.C. Los límites del mundo conocido los situó Ptolomeo entre el paralelo 16º sur y el 63 º norte y entre el meridiano de las Islas Canarias, que el situaba dos grados al oeste del cabo San Vicente y hacia el este en el meridiano de las montañas del actual Annam. Esta distancia la dividió en 180 grados de longitud y tomó para la otra mitad desconocida de la esfera terrestre la misma distancia.


Con ello formalizó una visión errónea de la Tierra que perduraría hasta llegado el siglo XV y los descubrimientos que con el se sucedieron.


Ptolomeo, en su obra, enumera unos 8000 puntos del mundo conocido según coordenadas de latitud y longitud. Para encontrar la medida de la Tierra, se basó en los datos de Posidonio, ignorando las conclusiones mas acertadas de Eratóstenes .La situación geográfica de las ciudades mas importantes la determinó en función de la longitud y la latitud de las mismas, siguiendo los estudios realizados sobre dichas medidas por Hiparco de Nicea ( 190 a.C. – 120 a.C), sucesor de Eratóstenes de Cirene en la dirección de la Biblioteca de Alejandría.


Para el cálculo de la latitud partía del ángulo de altura al polo celeste. Punto de partida para el cálculo era, como en el caso de Hiparco, el Ecuador. El cálculo de la longitud se basaba en el método poco preciso , introducido por Hiparco, consistente en observaciones tras un eclipse lunar .El punto de partida para el calculo de la longitud lo constituía la isla canaria de Hierro. Dicho meridiano sería utilizado todavía en el siglo XVII por los geógrafos franceses, como referencia para la medición de la longitud , siguiendo instrucciones del Rey Luis XIII.


Junto a la lista de las latitudes geográficas de Hiparco, era Eratóstenes la máxima autoridad para los cartógrafos del mapamundi ptolemaico. Todo él, desde las columnas de Hercules hasta la desembocadura del Ganges, se encuentra concebido según el espíritu de Eratóstenes. Mientras Marino alcanza sus conclusiones, basándose en las descripciones de viajantes, Ptolomeo, las rectifica basándose estrictamente en observaciones astronómicas . Estas eran prácticamente exactas en tanto se circunscribían a las tierras del Imperio Romano, para tierras mas lejanas recurrió Ptolomeo a los poco fiables testimonios de viajeros .
La obra de Ptolomeo es para su tiempo una importante contribución. Contiene muchas mejoras y también adolece de graves errores . Su error primordial consiste en el erróneo cálculo del Ecuador que cifra en unos 32000 km. si bien, este hecho contribuiría de modo indirecto a el descubrimiento casual del Nuevo Mundo. Acortó la longitud y latitud , así como, “estiro” la costa asiática de modo que Ceilán alcanzo hasta el actual Ecuador. O bien Ptolomeo desconocía la referencia de Herodoto de una circunnavegación de Africa a cargo de navegantes fenicios o bien no llegó a creer en ella, de modo que comunicó Africa con las tierras del Este a través de la Terra Incógnita convirtiendo el Indico en un mar interior. Según su opinión, cualquier intento de salir al Atlantico y circunnavegar Africa con destino a la india estaba condenado al fracaso.

El texto original de la Geografía no ha llegado hasta nuestros días . La copia mas antigua conservada, parece ser que, fue realizada por monjes de Vatopedi en el Monte Atos, en los albores del siglo XIV. Posteriormente se realizaron varias copias que se conservan hoy en el Museo Vaticano y otros importantes Museos de Europa y América . Algún texto griego como el Codex Urbanos Graecus , que data de los siglos XII –XIII contienen el mapamundi ptolemaico . Toda la obra se divide en ocho libros . El primero y parte del segundo se dedica a la critica de la obra de Marino de Tiro , sigue una introducción a la confección de cuadrantes ( redes de grados ) y a la utilización de coordenadas. Las tablas de coordenadas mediante las cuales se determinan nacimientos de ríos, desembocaduras, montañas , poblaciones etc. ocupan hasta el séptimo libro. Los mapas se contienen generalmente en el octavo libro.


Existen dos versiones o redacciones manuscritas de la Geografía. La versión manuscrita que podríamos llamar A, contiene 27 mapas repartidos del siguiente modo : 10 de Europa , 4 de Africa , 12 de Asia y un mapa de la ecumene ( mapamundi) . En la versión B se encuentran 63 mapas repartidos entre el texto y un mapamundi en cuatro partes. La cuestión sobre la antigüedad de ambas versiones y cual precede a la otra es hasta el día de hoy una incógnita. La inseguridad sobre la cuestión de la autoría de Ptolomeo con respecto a los mapas , se deduce del hecho de que en algunos de estos códices se aprecia la firma del alejandrino Agatodemón ,de quien ni siquiera se sabe cuando vivió. Incluso con referencia al texto, es discutible, si todo él es atribuible a Ptolomeo . Con seguridad podemos confirmar su autoría en lo referente al libro primero y último . Sobre los libros restantes domina hoy día la opinión de que fueron recopilados por un erudito bizantino de identidad desconocida , quien los incluiría en la Geografía y redactados por un cartógrafo alejandrino.


Actualmente se conocen 52 códices manuscritos de la Geografía en las dos versiones mencionadas cuyos textos han sido escritos en latín , griego y uno en árabe . Las mas antiguas se remontan a los siglos X y XI.

A la mayor divulgación de la Geografía contribuyó el hecho de la aparición de la imprenta. En 1475 apareció por primera vez una copia impresa , si bien esta edición no contenía mapas .En 1477 se publicó en Bolonia una edición inspirada en el códice medieval de Nicolo Germanus , se cree que su autor es Tadeo Crivelli. Esta edición incorpora el primer mapa impreso de la península Ibérica. Seguirán la edición de Roma de 1478 y en 1482 la impresa en Florencia a cargo de Francesco Berlinghieri. Es en esta última donde aparecen junto al mapa ptolemaico de la península un nuevo mapa de la misma titulado “ Hispania Novella” y que presenta una silueta basada en los nuevos conocimientos geográficos la cual, variará poco en las próximas ediciones de la obra . En el mismo año se publicará la primera edición fuera de Italia por Leonardo Holle en Ulm. Son muchas las ediciones que experimentara a partir de entonces la Geographia realizándose la ultima en 1612 .




Desing by Webs la Plana