Los mapas medievales de T en O

A la caída del Imperio Romano sigue en Europa un retroceso cultural y con él un olvido en cuanto a los conocimientos heredados de los sabios alejandrinos . La Edad Media constituye pues un paréntesis de total oscuridad en el desarrollo de los conocimientos geográficos . Ya no solo se pierde toda intención de plasmar una imagen de la Tierra lo mas fidedigna posible, sino que la cartografía se supedita al ideal cristiano y será un instrumento de la religión, para la divulgación de la misma . Así pues, el mundo se representará como un circulo . Jerusalén se consideraba el centro del mundo obedeciendo con ello a lo anunciado en las escrituras de Ezequiel (5:5) y por ello aparecía en esa posición .Según el libro del Genesis el paraíso se encontraba al Este : “ Y el Señor planto un jardín al Este en el Edén”( Genesis 2:8) por ello se ubicará el Este en la parte superior del disco que representaba la Tierra. Las masas de los 3 continentes conocidos se situaban de manera que estas se encontraban envueltas por el circundante Mare Oceanum .El número de 3 continentes responde a la tradición bíblica según la cual la tierra se repartiría entre los 3 hijos de Noe : Sem , Ham y Japhet. La T la constituía en su tramo vertical el Mediterráneo y en sus brazos los rios Don ( Tanais fluvius ) y el Nilo ( Nilus fluvius) . Los brazos de la T también representaban deliberadamente el Mar Negro, el Bosforo y el Mediterráneo Oriental .


Aún se enfatiza más el contenido religioso, por el hecho de que la T deriva de la letra griega “tau”, la cual fue utilizada a menudo, como una antigua representación del símbolo cristiano de la cruz. Una cuarta parte del circulo la constituía Europa ,otra Africa y en la restante mitad figura Asia . Este tipo de mapas se conocen como “ discarios” “ Orbis terrarum “ o mas frecuentemente “ mapas de T en O “.


Se atribuye la introducción de este tipo de mapas al obispo Isidoro de Sevilla ( c. 560-636 d.C.), quien lo publico, en modo muy esquemático, en su libro “Las Etimologías” y cuya impresión se realizará por primera vez en 1472, es decir, siete siglos después de haberse escrito y aún se seguiría imprimiendo durante un siglo después, lo cual es muestra de la enorme influencia de las creencias religiosas durante esta época.

Pese a todo, durante la Edad Media también se realizaron algunos mapas de bella factura y altamente elaborados en cuanto a la estética . Estos fueron producidos todavía bajo la influencia de la teología cristiana y bajo un marco de convencionalismos prescrito por la Iglesia, dado que muchos de los mismos se originaron al arrimo de entidades eclesiásticas o promovidos por las mismas. No obstante se incluyen en ellos multitud de detalles que se revelan en los viajes y que van encontrando su lugar dentro de ese estricto marco.


Los mas famosos de ellos son el Mapa de Hereford y el Mapa de Ebstorf, aunque podríamos enumerar otros como los de Pietro Vesconte de 1321 , Giovanni Leardo en 1442 , Lucas Brandis de Lübeck en 1475 , Hans Rüst en 1480 y Fray Mauro este ultimo expuesto al publico en Venecia en 1459.

El mapa del monasterio de Ebstdorf data aproximadamente del año 1235. Era una monumental obra pintada en 16 colores diferentes sobre 30 hojas de pergamino que componían un conjunto circular de unos 3,5 metros de diámetro. Por sus medidas, contenía una serie de detalles, que no tenia parangón dentro de el legado cartográfico de la Edad Media. Se atribuye su autoría a el clérigo Gervasio de Tilburg.


La escritura y los dibujos se atribuyen sin duda alguna a la misma persona, si bien, en los margenes, fuera ya de la representación circular de la Tierra, se encuentran distintas caligrafías probablemente añadidas con posterioridad. La zona representada con mayor exactitud es la de Lüneburg, lo cual es una prueba más de que fue realizado en la Baja Sajonia .


Fue destruido por un incendio durante un ataque aéreo en la segunda Guerra Mundial en 1943 y lo que se conserva en la actualidad es una copia del mismo.


El mapa de Hereford, fue realizado aproximadamente en 1235 y posiblemente tomando como modelo el mapa de Enrique de Mainz ( 1153 ) . Su autor fue Richard de la Battayle o de Bello , si bien se hacia llamar Richard de Haldingham y Lafford , quien fue prebendado de la catedral de Lincoln y se supone representado en la parte inferior derecha del mapa a lomos de un caballo . Durante los tumultosos tiempos de Cromwell fue escondido y en 1855 restaurado en el British Museum . La estructura básica de este mapa responde a el esquema de T en O, pero sin divisiones tan estrictas. En el se escenifican pasajes de la Biblia así como seres míticos , monstruos y personas malformadas , con la intención de prevenir al espectadór de no abandonar el camino de la verdad .También un puente sobre el Mar Rojo, la Torre de Babel, el diablo con almas condenadas y una mezcolanza de motivos legendarios y religiosos . Igualmente se detallan dos pasos alpinos, lo cual sugiere que, una de las finalidades era indicar a los peregrinos el camino hacia Roma y Jerusalén. . En su conjunto se trata de una colorista mezcla de informaciones dudosas y medias verdades. Sus medidas son de 1,63 por 1,37 metros y esta realizado de una sola pieza de vitela. Se conserva en la catedral de Lincoln ( Inglaterra) .




Desing by Webs la Plana