Los mapas de la peninsula


El estudioso italiano Roberto Almagia llevo a cabo en 1948 una encomiable labor en la búsqueda del primer mapa “moderno” de España .Dicha imagen, habría de ser en la cual se basarían la nuevos mapas editados en las versiones de la Geografía ptolemaica en el año 1482 . Almagia analizará para tal fin los códices de la Biblioteca Nacional de Paris y el Vaticano, entre otros, para concluir en que la imagen que mas cerca está de esa primera imagen es la contenida en el códice Magliabechiano XIII , cuyo autor podría haber sido el cartógrafo Henrico Martelus . Otros estudiosos, apuntan a hipótesis, por las cuales el mapa modelo de España, adoptaría su silueta y la toponimia costera de las cartas náuticas y la información geográfica del interior provendría de la cultura árabe, que por su larga vinculación con la península debió de contar con mapas regionales . Esta hipótesis carece igualmente de testimonios que la avalen .


Las múltiples ediciones que experimentará la Geografía ptolemaica dan muestra del creciente interés general por conocer el mundo. La imprenta popularizará pues la difusión de los mapas. Anteriormente a la aparición de esta, los ejemplares manuscritos eran privilegio de unos pocos. Se hará evidente la necesidad de conocer con mas concreción y exactitud los territorios tanto para los monarcas y gobernantes como para los comerciantes . Así pues, las ediciones de la Geografía quedarán relegadas a cumplir un fin didáctico, pero se exigirán nuevos mapas que revelen detalles no representados en los mapas ptolemaicos. Muchos de estos ejemplares se imprimirán en Italia. Se trata generalmente de mapas de gran tamaño, que no se encontraban insertos en libros y cuyos ejemplares son relativamente pocos los que han llegado hasta nuestros días , se conocen como mapas exentos.


Italia realiza durante esta época una gran labor, en cuanto a la divulgación de la cartografía, propiciada por la necesidad de conocer con precisión los lugares, con los cuales ciudades como Venecia desarrollaban su actividad comercial y también debido al despegue cultural de Florencia Se puede afirmar que serán estos cartógrafos italianos, los que pondrán la primera piedra en la construcción de la imagen moderna del solar peninsular. Sus trabajos reflejan una notable densidad de información, si bien la misma es de fácil lectura por la claridad y elegancia de su caligrafía.


No existe mucha documentación bibliográfica que permita conocer los primeros mapas exentos de la península.


El mapa exento mas antiguo del que tenemos noticia es el realizado por Giovanni Andrea Vavassore fechado en 1532 y con el titulo “ Nova Descriptio Hispaniae” . La impresión de este mapa se realiza todavía mediante plancha de madera , precursoras de las planchas de cobre , permitiendo estas ultimas un mayor numero de impresiones sin perdida de calidad y consiguiendo una mayor definición que las primeras. Este ejemplar perteneció a la colección Hauslab-Lichtenstein, que tras la Segunda Guerra Mundial fue adquirida por universidades americanas , custodiándose actualmente en la Houghton Library de la Universidad de Harvard. Está impreso en cuatro hojas totalizando un tamaño de 55x 77 cm.


A este ejemplar le sigue en orden cronológico el realizado por Giacomo Gastaldi, considerado el mejor cartógrafo italiano del siglo XVI. De este se imprimieron un mayor numero de copias , por lo que también fue mucho mas conocido entre los gobernantes y eruditos españoles . Su nombre es “La Spagna “, fue impreso mediante plancha de cobre en Venecia en el año 1544 .Se compone de cuatro hojas con un tamaño total de 68 x 94 cm . Gastaldi cita en la cartela a Diego Hurtado de Mendoza, embajador de Carlos V en Venecia , como fuente de la información para el diseño del mismo. Este mapa constituye un paso importantísimo en la representación fidedigna de la silueta de España y del detalle contenido en ella, tal como será reconocido por múltiples autores, sin embargo, será pronto superado por un mapa que se convertirá en el mas plagiado de la segunda mitad del siglo XVI y tendrá en su época una gran divulgación .


El mapa en cuestión es el de Vicenzo Paletino Corsulensis , dominico que viajo por América como misionero, realiza este mapa que se estampa en Venecia en 1551. No son claras las fuentes que utilizó para la realización del mismo . Parece poco probable, que pudiera en su calidad de extranjero, acumular por medios propios, cantidad de información suficiente para tal fin, por ello se especula con la posibilidad, de que se basara en alguna fuente manuscrita que no ha llegado hasta nosotros.

Mapa de España de Vicentius Corsulensis, Venecia 1551. Única copia conocida insertada en el Atlas Doria. Medidas 960 x930 mm


El mapa, impreso en 6 hojas, tiene una medida total de 96 x 93 cm y presenta orla graduada, red con 16 rumbos y escudo imperial en la parte superior. La abundante toponimia está escrita en castellano, la red hidrográfica es densa y mejora notablemente todos los precedentes. Contiene tres cartelas, diversas figuras decorativas y náos que surcan el mar. Será en la segunda impresión de este ejemplar, el mejor del siglo XVI, reimpresa por Matheo Pagano en 1558, en la que se inspirará Abraham Ortelius para la realización de su mapa mural de España en 1571 y del de menor tamaño, que incluirá en el enormemente divulgado atlas Theatrum Orbis Terrarum,.


El mapa de Fray Vicenzo Paletino será plagiado por autores como Hyeronimus Cock en 1553 en su mapa mural de 76 x 95 cm.Tomas Geminus lo plagiará también en 1555 en Londres en su ejemplar de 77 x 94 cm .Otros autores realizarán, lo que podríamos llamar copias reducidas del mapa de Paletino Corsulensis, a las cuales añadirán ornamentaciones según el propio gusto. Podemos enumerar en este apartado a Vicentius Luchini con su mapa “ Hispaniae Descriptio” estampado en 1559. Mapa que contiene, al igual que el de Cock, el escudo de España de la casa de Austria sobre águila bicéfala , naves y peces fantásticos. Este ejemplar será reeditado por ultima vez en 1602 por Henricus van Schoel en Roma y copiado por Zenoi en 1560. Tambien Pyrrho Ligorio se inspirará en Corsulensis para presentar su mapa “ Nova totius Hispaniae descriptio “ de menor densidad de información y que incluye una red de rumbos. Igual caso será el caso de Paolo Forlani en su mapa de 1560 publicado en Venecia por Fernando Bertelli.


Muchos de estos últimos ejemplos, llegarán hasta nosotros gracias a que fueron incluidos en los llamados atlas Lafreri y que toman su nombre de Antoine du Perac Lafréry nacido en 1512 en la ciudad francesa de Besançon. Al emigrar a Roma en 1540 cambio su nombre por el de Antonio Lafreri. En realidad, se desconoce de quien fue inicialmente la idea de encuadernar mapas de diferentes tamaños o formatos. De hecho, pocos de los mapas impresos entonces, tenían un tamaño tal que fuera posible encuadernarlos en un volumen tamaño folio, así que se opto en muchos casos por doblarlos. Con los mapas de menor tamaño, sin embargo, se procedía a añadirles márgenes de papel hasta alcanzar la medida del tomo. Lafreri publicó en 1570 una lista de los mapas que estaban a la venta en su tienda de Roma. El hecho de que muchos de los atlas ensamblados en Roma mencionaban dicha ciudad en sus paginas iniciales, motivaron que tales atlas recibieran el nombre genérico de Lafreri, si bien hoy se sabe que otros editores romanos y venecianos como Camocio, Forlani y Tramezini entre otros operaban de la misma forma.


Uno de los mas famosos ejemplos de Atlas Lafreri lo constituye el llamado “Atlas Doria”, que toma tal nombre por haber sido propiedad de esa familia genovesa, de gran tradición naval y entre cuyos miembros se contaba el admirante Andrea Doria. Dicho atlas contiene precisamente el único ejemplar conocido del mapa de Vincentius Corsulensis y se subasto por ultima vez en Londres en junio de 2005, siendo su valor estimado entre 700.000 y 1 millón de Libras.


Antes de terminar el siglo XVI se publicará el mapa mural de Ortelius que, inspirado en el de Corsulensis, incluirá datos aportados por el botánico Carolus Clusius y se fecha en 1570. El único ejemplar que se conserva, orlado y de gran belleza , se custodia en la biblioteca de la Universidad de Basilea. Este mapa de la península, en su versión reducida, será enormemente divulgado por incorporarse a su famoso Theatrum Orbis Terrarum .




Desing by Webs la Plana